Región Centro

Región Centro: Reclamo justo

Sección
Integración
Fecha
18 de junio de 2018

Editorial *

Casi dos décadas atrás, los entonces gobernadores de las provincias de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos, decidieron la creación de la Región Centro. Fue entre 1998 y 1999. Más precisamente, el 15 de agosto de 1998, los gobernadores de Córdoba, el radical Ramón Mestre, y de Santa Fe, el justicialista Jorge Obeid, firmaron el Tratado de Integración Regional. Luego, el 6 de abril de 1999, se integró la provincia de Entre Ríos.

La semana pasada, en la capital cordobesa, se realizó la XIII Reunión Institucional de la Región Centro, encabezada por el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, y sus pares de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y de Entre Ríos, Gustavo Bordet. En un país como el nuestro, la subsistencia de la Región Centro debe destacarse y valorarse.

En esta ocasión, los gobernadores de las provincias integrantes de la Región Centro dieron un clarísimo mensaje al gobierno nacional que encabeza el presidente Mauricio Macri. Un mensaje a favor del federalismo y la equidad del ajuste que se propone.

Como se sabe, el presidente Macri ha pedido a los gobernadores de las provincias argentinas que apoyen la puesta en marcha del plan que su gobierno ha pautado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Frente a ese llamado, los mandatarios del centro del país, sin distinciones partidarias, le han recordado tres grandes puntos.

Para empezar, la decisión de buscar apoyo en el Fondo Monetario Internacional no fue consensuada con los gobiernos provinciales. Tampoco los condicionamientos aceptados ni las negociaciones llevadas a cabo a esos efectos. No es una observación menor.

En segundo lugar, una cosa es facilitar la gobernabilidad del país y otra cosa es compartir los costos políticos y sociales de las decisiones que toma o deja de tomar el gobierno nacional. “Garantizar la gobernabilidad” es no poner palos en la rueda al oficialismo pero eso no significa empujarla ni mucho menos dejarse aplastar por esa misma rueda.

Finalmente, si se trata de disminuir el déficit fiscal, no hay que mirar a las provincias porque estas, en general, no son su causa. El déficit está en el mismísimo gobierno nacional. Un déficit que fue aumentado por la actual gestión. De ahí la importancia del pedido hecho por los gobernadores de la Región Centro y compartido por muchos otros mandatarios provinciales.

Si el presidente Macri quiere disminuir el déficit, debe transferir Aysa, Edesur y Edenorte a los gobiernos de la Ciudad Autónoma y de la Provincia de Buenos Aires. Es inaceptable que los servicios de agua y saneamiento y de energía eléctrica de esos distritos sean financiados por todos los argentinos. Esa transferencia y una equitativa distribución de los subsidios al transporte significarían un ajuste más equitativo.

* Hoydia.com.ar

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur