Región Centro

Entre Río: Promulgan la ley antifracking

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
14 de junio de 2017

La ley que prohíbe la técnica de fractura hidráulica en todo el territorio entrerriano y que había sido sancionada por la Legislatura entrerriana el 25 de abril pasado, recibió la promulgación.

Cuando el 25 de abril último el parlamento entrerriano sancionó la ley que prohíbe la técnica de fractura hidráulica en todo el territorio provincial, se convirtió ese día en un antes y un después en la historia del fracking en Argentina: Entre Ríos se había convertido convirtió en la primera provincia en prohibir esta actividad.

El fracking se trata de una técnica para la exploración petrolera y combustibles no convencionales. La técnica provocó en varios lugares del mundo movimientos sísmicos, desplazamientos de placas geológicas y hasta terremotos.

La Ley 10477 prohíbe “en todo el territorio de la Provincia de Entre Ríos la prospección, exploración y explotación de hidrocarburos líquidos y gaseosos por métodos no convencionales, incluyendo la técnica de fractura hidráulica”, más conocida como Fracking.

Según lo establece, “la autoridad de aplicación ejercerá las acciones preventivas pertinentes y oportunas que garanticen la demanda de protección de las aguas pluviales, superficiales y subterráneas, incluyendo el Acuífero Guaraní”.

La Secretaría de Ambiente “o el organismo que en el futuro la reemplace, será autoridad de control”.

La norma además establece invitar “a las Provincias integrantes de la región asentada sobre el Sistema Acuífero Guaraní, a legislar en la protección del mismo”.

“Si queremos evitar los efectos más devastadores del cambio climático, que se están haciendo evidentes tanto en Argentina como en toda la región, con inéditas inundaciones, tenemos que detener cualquier tipo de inversión en combustibles fósiles y llevar a cabo definitivamente una transición hacia una matriz energética 100% renovable”, había declarado Juan Pablo Olsson, integrante de Argentina sin Fracking, en abril pasado.

“Esta aprobación debe ser un estímulo para una lucha mucho mayor, a nivel nacional y con el acompañamiento de otros países hermanos como Brasil, donde se ha prohibido el fracking en más de 300 ciudades, Uruguay, donde ya se prohibió en cinco departamentos, Chile, Paraguay, Bolivia, Colombia, México y otros”,había concluido el ambientalista.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur