Región Centro

Las pymes admiten que los juicios laborales "son un problema", pero los cierres se deben a la crisis

Sección
Economía
Fecha de publicación
14 de junio de 2017

Tras los dichos de Mauricio Macri, el titular de la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas (Apyme), Eduardo Fernández, admitió que los juicios laborales "son un problema" para el sector, aunque aseguró que los cierres del último tiempo son consecuencia de la "situación económica".

En tanto, desde la UIA Daniel Funes de Rioja aseguró hoy el sistema de juicios laborales "es perverso" y frena la llegada de inversiones extranjeras al país.

"La situación socioeconómica determina que las PyMEs han cerrado, o están en dificultades; No es justamente por un juicio laboral", consideró Fernández, en respuesta a Macri, quien pidió terminar con la "mafia de los juicios laborales" y apuntó contra un "grupo de estudios de abogados y jueces conducidos por Héctor Recalde", jefe de bloque del FPV.

En diálogo con radio El Mundo, Fernández admitió que esos juicios son "un problema para la pequeña y mediana empresa", pero enfatizó que el mayor perjuicio lo genera el "no poder pagar las tarifas, una baja en las ventas producto del ingreso de importaciones y una retracción del mercado interno con concentración económica".

"Hoy el problema de las PyMEs pasa por la situación económica. Lo que vulnera al capital de trabajo resulta mortal. Yo soy de Córdoba, por ejemplo, y no podemos pagar la factura de energía eléctrica al costo que ha llegado", sostuvo.

En tanto, el titular de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) y vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, se mostró en línea con el Presidente al asegurar que el sistema de juicios laborales "es perverso" y frena la llegada de inversiones extranjeras al país.

"No quiero hablar de personas, hablo de un sistema. Y el sistema es perverso, ha generado profundas deformaciones tanto en el campo de los riesgos de trabajo donde los accidentes de los días lunes o el reclamo por incapacidades son muchos mayores que los instaurados a nivel internacional y generan una industria del juicio que es innegable", sostuvo.

En declaraciones a radio Latina, el empresario dijo que esa situación afecta principalmente a las pequeñas y medianas firmas, "que no contratan", y advirtió que también conspira contra el arribo de inversiones extranjeras.

"Sobre todo las pequeñas empresas, no aguantan. Si tienen cinco empleados, uno las termina. Y además no contratan. Ahora que Argentina vuelve a conectarse con el mundo, la preocupación principal por quienes quieren invertir es el tema de los juicios porque no hay un sistema claro sino que hay muchos atajos para la industria del juicio", sostuvo.

Funes de Rioja dijo que tiene "profundo respeto por Recalde" pero también "profundas diferencias por la cantidad de leyes que ha promovido en el Congreso" en favor de los trabajadores.

El empresario explicó que se generó "un sistema perverso de multas a favor del que reclama, aunque haya consentido durante años supuestas anomalías", y afirmó que no cree que "el camino de la protección del trabajador vaya por ahí".

En tanto, Recalde salió rápido al cruce de la acusación de "mafioso" que le hizo Mauricio Macri y habló de un "viejo resentimiento personal" al recordar que le ganó una querella por prácticas antisindicales cuando era presidente del Correo Argentino.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur