Región Centro

Santa Fe: Más de 20 buques varados por un paro por reclamos salariales

Sección
Economía
Fecha de publicación
19 de junio de 2017

Las terminales portuarias ubicadas al norte de Rosario, que conforman el polo agroexportador más grande de la Argentina, mantienen desde el miércoles pasado su actividad paralizada por una huelga en reclamo de mejoras salariales lanzada por una de las fracciones de la dividida CGT San Lorenzo. La medida afectaba a 21 empresas instaladas entre San Lorenzo y Timbúes.

Según publicó Clarín, la paralización en las tareas de amarre y desamarre de buques impide desde el miércoles la salida y el ingreso a las terminales. Veintiún buques cargados estaba sin poder salir. Otros 37 aguardaban desde esta mañana en rada. Aguas arriba, en recalada, eran entre 30 y 40 los que permanecían detenidos y tenían como destino las terminales del Cordón Industrial santafesino. De acuerdo a fuentes del sector un buque varado tiene una pérdida de 20 mil dólares diarios. Entre las empresas afectadas se encuentran, entre otras, Dreyfus, Nidera, Bunge, Cargill, Vicentín y Renova.

La fracción de la central obrera que encabeza la medida anunció que el paro es por tiempo indeterminado, hasta tanto el ministerio de Trabajo de la Nación convoque a reabrir las negociaciones. La organización gremial plantea que la patronal evitó ya dos veces sentarse a la mesa de diálogo para tratar el reclamo salarial. Aunque reclama la presencia en las conversaciones de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), ésta dice no estar facultada para tratar el tema salarial con los gremios.

El pedido de una decena de sindicatos, con operarios incluidos desde 2011 en el Convenio Oleaginoso Portuario Agroexportador (COPA), apunta a elevar el mínimo de ese acuerdo, que en 2016 se cerró en 19 mil pesos, a 27 mil.

El líder de la CGT San Lorenzo involucrada en el reclamo, Edgardo Quiroga, advirtió que aprovechando un marco de debilitamiento sindical y un apoyo “casi indiscriminado” del Gobierno nacional hacia el sector agroexportador la CIARA pretende dejar sin efecto el convenio COPA.

“No estamos hablando de una afectación económica. Desde enero a la fecha exportaron 10 mil millones de dólares. Son 600 millones de dólares por semana. Acá hay una decisión política de CIARA que, pese a los beneficios que ha obtenido del Gobierno con devaluaciones, quita de retenciones, quita de controles fitosanitarios, han visto la posibilidad de hacer caer el COPA”, planteó Quiroga en diálogo con Clarín.

El dirigente gremial estimó que el COPA alcanza en la actualidad a entre 6 y 7 mil trabajadores. Gremios como vigiladores, gastronómicos, camioneros, de la construcción, de carga y descarga, barrido y limpieza, marineros, patrones fluviales y amarradores se suman a la medida que no incluye cortes de ruta, pero sí piquetes en el ingreso de alguna de las terminales portuarias afectadas.

“La negociación la tiene que hacer cada empresa contratista con su personal. Este reclamo incluye a gremios con los cuales este sector no tiene vínculo alguno, ni siquiera de manera indirecta. Si esto no se ordena cualquiera va a querer ser incluido en el COPA. CIARA no representa a las empresas en tratos que son regionales. Por eso CIARA acuerda paritarias con el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) y con la Federación de Aceiteros”, aseguró a este diario Andrés Alcaraz, de la CIARA. El dirigente estimó que las pérdidas alcanzan ya, en tres días de paro, el 1,5 millón de dólares.

A la medida de fuerza no se sumaba en cambio el gremio aceitero, el más fuerte en las terminales y que está enrolado en el otro sector en el que se divide la CGT regional. Desde la cámara empresarial aceitera plantearon que la medida incluye a gremios que nada tiene que ver con la actividad agroindustrial.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur