Región Centro

Santa Fe: Las tres obras públicas en la provincia que privilegiará la Nación

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
8 de noviembre de 2017

Una noticia buena y una mala. Esa es la conclusión que se extrae del presupuesto nacional 2018 cuando se analiza la inversión en obra pública que se destinará a la provincia de Santa Fe.

Una a favor

Se verifica un aumento porcentual de magnitud en las obras que ejecuta directamente el gobierno federal (lo que se conoce técnicamente como Inversión Real Directa). Así, y en términos absolutos, Santa Fe se transformará el próximo año en la segunda provincia con las mayores asignaciones en este ítem después de la de Buenos Aires (de 1.720,7 millones de pesos en 2017 pasará a recibir 5.817 millones en 2018, con una suba del 237 por ciento).

Una en contra

El otro gran componente del gasto de capital de la Casa Rosada son los fondos no reintegrables que transfiere a las provincias para que éstas mismas realicen obras. Allí se observa una baja significativa de recursos, aunque en iguales proporciones a las de las otras provincias grandes: Santa Fe recibirá en 2018 por este concepto 3.807 millones de pesos (mayormente se destinan a hábitat y viviendas), cuando en el presupuesto del corriente año tiene asignados 5.630 millones de pesos, lo que significa una baja del 32,4%. De esta manera, el total de la inversión nacional que llegará el próximo año a la provincia sumará 9.624 millones de pesos, de un presupuesto total que asciende a los 210.940 millones de pesos (1,7% del PBI).

La mayor parte de las inversiones que en 2018 el gobierno nacional ejecutará directamente en Santa Fe son de infraestructura de transporte y de energía, y se concentrarán en la zona oeste del territorio provincial. Allí coincidentemente la ola amarilla se hizo fuerte en Santa Fe en las presidenciales de 2015 y arrasó en las elecciones del mes pasado. Así, el 62,2% de los fondos para obras que la administración federal tiene contempladas en la provincia se lo consumirán sólo tres proyectos: 1.404,3 millones de pesos para darle más celeridad a la transformación de la ruta 34 en autopista en el tramo Angélica-Sunchales, $1.109,6 millones para comenzar a construir la autopista en la ruta 33 en el tramo Rufino-San Eduardo y $1.105,1 millones para la construcción del Gasoducto Centro II (conocido como gasoducto lechero, que entre otras localidades beneficiará a Sunchales, Rafaela y Esperanza). Además, se destacan por la asignación de recursos $1.809,3 millones para la repavimentación y mejoras en varias rutas nacionales (Nº9, 11, 19, AO12, entre otras), $171,1 millones para comenzar a levantar el Centro Penitenciario Federal en Coronda (el costo total asciende a $541 millones); $249,5 millones para construir jardines de infantes en distintas localidades (se terminarán los ocho iniciados y se comenzarán a levantar trece más, dos en Rosario) y $71,4 millones para reformas edilicias en la Fábrica Militar Fray Luis Beltrán.

Desde el equipo de asesores del diputado nacional de Cambiemos Luciano Laspina (presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara baja) señalan que además de los 9.624 millones de pesos de inversiones nacionales en Santa Fe se deben sumar las proyectadas en el sistema ferroviario y en infraestructura hídrica que también benefician a la provincia. "Durante 2018 las obras de recuperación del ferrocarril Belgrano Cargas tendrán un alto nivel de ejecución a lo largo de todo el centro y norte del país alcanzando los $7.250 millones, de los cuales serán invertidos en Santa Fe unos $2.750 millones. Así se terminarán el próximo año los siete tramos en ejecución y la mayor parte de la reparación de los puentes de los ramales (Rosario-Santa Fe y Laguna Paiva-Tostado)", detallan.

Además, sostienen que en 2018 llegarán provenientes de la Nación otros 500 millones de pesos provenientes del Fondo Fiduciario de Infraestructura Hídrica, que se destinarán a distintas obras de saneamiento en el territorio santafesino (canal San Antonio, colector Principal Espora y arroyo Constitución, entre otros).

De esta manera, el mapa global de la obra pública en el país que se realizará con fondos federales queda dibujado en términos absolutos con esta distribución geográfica en los cinco primeros puestos: Buenos Aires se llevará el 15,1% del presupuesto total, Ciudad de Buenos Aires 10%, Santa Fe 4,6%, Río Negro 3,2% y Córdoba 3%.

Pero los especialistas suelen medir los fondos destinados a obra pública relacionándolos con la población. Y en esa tabla Tierra del Fuego y Río Negro aparecen en 2018 como los distritos más favorecidos por el mayor nivel de obras por habitante financiada directa o indirectamente con fondos nacionales. Tierra del Fuego recibirá $12.946 por persona, mientras que Río Negro se llevará $10.584. En ambos casos están muy por encima del promedio nacional: $5.045. Santa Fe con $3.013 per cápita se ubica en el puesto 19ª de un total de 24 distritos. La provincia de Buenos Aires ($1.989) está 23ª en el ranking y última en la tabla se encuentra Córdoba con $1.927.

¿Cuál es el distrito que queda mejor ubicado tanto en términos absolutos como relativos? Ciudad de Buenos Aires, para no perder la costumbre. Si los fondos no se relacionan por población figura en el segundo puesto de un total de 24 y si se lo hace se ubica el tercer lugar del ranking, ya que recibirá $7.187 por habitante. Una prueba más de esa malformación congénita que padece la Argentina: el centralismo porteño.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur