Región Centro

Córdoba espera que Santa Fe y Buenos Aires apuren las obras hídricas acordadas

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
12 de marzo de 2018

El secretario de Recursos Hídricos, Edgar Castelló, advirtió que si no se concretan las obras acordadas con Santa Fe y Buenos Aires, Córdoba “puede volver a sufrir inconvenientes”.

De la decena de obras prometidas por la Provincia en septiembre del año pasado, para evitar futuras inundaciones, “el 80 o 90 por ciento están avanzadas”. Eso aseguró el secretario de Recursos Hídricos, Edgar Castelló, quien advirtió sin embargo que si no se concretan las obras acordadas con Santa Fe y Buenos Aires, Córdoba “puede volver a sufrir inconvenientes”.

“El clima nos ha acompañado, se trabaja diferente que en la emergencia. Hay acceso por caminos, se llega con las maquinarias, los trabajos son más rápidos. Hemos tenido demoras donde costó el acuerdo con algún productor”, explicó Castelló, sobre las tareas en los últimos meses, ya sin lluvias.

Indicó que a fines de 2017 se agregaron cinco obras más de canalizaciones para el sudeste cordobés. El presupuesto para obras de ordenamiento hídrico supera –dijo– los mil millones de pesos en 2018. El año pasado fueron 859 millones.

“Hay obras que están terminadas como la del río Quinto, aunque les falta algún detalle. Nos queda un tramo en Huanchilla por la denegación de un permiso de paso. Tenemos un 30 por ciento de ejecución en Villa Rossi porque habrá que expropiar a uno de ocho productores involucrados. Pero todas las obras en marcha las vamos a terminar en plazo”, aseguró el funcionario.

Admitió que uno de los trabajos más retrasados son los de la cuenca 3, reservorio de la laguna La Picasa, en la zona de Rosales, en el extremo sur. “Allí tuvimos que firmar una servidumbre de inundación con el dueño del campo”, comentó.

RELACIONADAS

Del barro al guadal: qué fue del sudeste cordobés inundado

Entre varios trabajos terminados, señaló la sistematización de la cuenca de la Laguna del Siete. Castelló dijo que allí ya se ejecutaron ocho de los nueve microembalses de regulación.

“Hemos avanzado muy bien con La Pampa. En Pincén se hace una obra muy grande que termina en un reservorio de 800 hectáreas”, agregó.

Luego, mencionó que “Santa Fe y Buenos Aires, como son provincias más dependientes de la Nación, todavía no arrancaron con algunas obras acordadas”.

“Al ritmo que van, demorarán mucho. Donde la napa está aún alta, como en el departamento General Roca, si tenemos un período húmedo y Buenos Aires no se apura con las obras, podemos tener inconvenientes”, reconoció el funcionario provincial.

Castelló valoró el trabajo coordinado con los consorcios de cada cuenca, el Inta y el Ministerio de Agricultura. “Y es clave que los productores hayan hecho rotación de cultivo y consumido agua en el invierno. Si no fuera por eso, por más que haya sequía ahora no podría haber bajado 2.70 metros las napas. En Marcos Juárez eso se logró gracias a la campaña récord de trigo”, resaltó.

Con todo, no se animó a prometer que no se repetirán inundaciones ante años lluviosos. En esa línea, apostó a los productores para que apunten a “un desarrollo sustentable trabajando el tema del uso adecuado del suelo”. Se sabe que según el régimen y rotación de cultivos los consumos de agua de los suelos suben o bajan.

Fuente: La Voz del Interior

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur