Región Centro

Santa Fe: Proponen cobrarle más impuestos a quienes usen agroquímicos

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
13 de abril de 2018

Una vez más, las controversias en torno a la utilización de fitosanitarios entran en escena y lo hacen nuevamente en territorio santafesino. En esta oportunidad, el diputado santafesino Fabián Palo Oliver (UCR-FPCyS) presentó un proyecto que propone aumentar el 100% del impuesto inmobiliario rural, que actualmente es de $687 por hectárea, a todos aquellos que utilicen agroquímicos.

Junto a los legisladores Silvia Ausburger, Rubén Giustiniani y Carlos Del Frade, propone potenciar el sistema de agricultura ecológica y la disminución del 50% del impuesto inmobiliario rural a quienes la apliquen. En este sentido, explicó que "el proyecto busca fomentar un nuevo sistema de producción, crear un marco regulatorio que lo fomente y restringir el uso de agroquímicos". El proyecto habría entrado a la legislatura provincial el pasado 26 de marzo.

Luego de que se conociera la iniciativa, para alegría y alivio de muchos, la ministra de Producción de Santa Fe, Alicia Ciciliani, salió a poner paños fríos a la situación y a desautorizarlo: "En un contexto de 30% de pobreza queremos que cada hectárea de Santa Fe sea productiva". En tal sentido, se refirió a la necesidad de producir más y mejor y con la menor inocuidad posible.

"Un disparate"

Con el fin de conocer la recepción de la iniciativa en el sector y el impacto que podría tener tal medida, Infobae dialogó con el consultor en agronegocios y licenciado en economía, Iván Ordoñez. En este sentido, fue claro y contundente: "En el medio de una sequía, que le estamos diciendo chau a 16 millones de toneladas de soja y a 9 de maíz, proponer aumentar los impuestos indiscriminadamente a cualquiera por utilizar tecnología del Siglo XXI en su campo, me parece una locura".

Para el público no especializado, que no tiene la oportunidad de trabajar en el campo, Ordoñez destacó: "Hay que levantarle varias banderas rojas de alerta y explicarle que los agroquímicos son esenciales en la producción, que bajo buenas prácticas agrícolas su impacto en el medio ambiente y en la salud humana es nulo". Al respecto, citó el ejemplo que de la misma manera que en una casa se usa detergente para lavar un plato, en el campo se utilizan agroquímicos para combatir malezas, plagas y enfermedades en los vegetales.

Para ser más gráfico, y aclarar el panorama, sobre todo para el ciudadano de a pie, Ordoñez, enfatizó: "No se me ocurre como es la fisonomía de un productor agropecuario que vive en el campo, no me imagino a nadie queriendo contaminar su propio recurso, envenenar a sus vecinos y gastar más plata para hacerlo. Lo que veo es esfuerzo para reducir la huella de carbono, el impacto ambiental y encima reducir el costo".

"A esta altura, no me sorprende porque hay mucha iniciativa de este tipo", así lo expresó Pedro Vigneau, productor agropecuario y presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), al ser consultado por Infobae. En este sentido, indicó que cada vez hay más ejemplos claros de que se produce alimentos con la mejor calidad y cuidando el medio ambiente.

"Esto se ve en la diferencia de impacto que hoy tienen los productos que utilizamos con respecto a los usados años atrás, hay una mejoría sustancial. Actualmente, tenemos demandas absolutamente diferentes de las que teníamos, y la superficie con la cual contamos para satisfacer esa demanda también se achica año a año", detalló.

Para el titular de la asociación que brega por la conservación del principal recurso del productor que es el suelo, hay que verificar que los productos tengan el menor impacto posible e invitó a seguir confiando en la ciencia que es la forma en la que se basan las instituciones que hacen la regulación de los fitosanitarios para ponerlos en el mercado.

Por su parte, Martín Favre, coordinador de la Comisión de Agricultura de la Confederación de Asociaciones Rurales de Santa Fe (CARSFE), manifestó a Infobae que "estamos en total desacuerdo, creemos que es algo disparatado y lo rechazamos por completo. Desde CARSFE nos parece que es una manera equivocada de abordar la realidad, podemos castigar con multas a aquellos que no apliquen los fitosanitarios de acuerdo a las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA)".

Sin embargo, respecto a los puntos sobresalientes del proyecto presentado, Favre, resaltó: "La reducción del 50% en el impuesto inmobiliario rural a las producciones que sean agroecológicas, no lo vemos mal. Toda práctica agrícola buena y que promueva el cuidado del medioambiente sirve como una forma de incentivar a las BPA, lo que si vemos mal es aumentar en un 100% el impuesto inmobiliario a aquellos productores que utilicen fitosanitarios en su modelo de producción".

Debate, consenso y diálogo

Tanto Ordoñez como Vigneau, hacen referencia a la necesidad de generar diálogo y saber escuchar. "La discusión fuerte se da entre las personas que no tienen una posición tomada, ahí, hay que invertir mucho tiempo, energía y empatía. Los argumentos científicos lamentablemente no alcanzan, hay que buscar la empatía, ejemplos de la cotidianeidad, los esfuerzos de los ministerios de empujar la BPA, son importantísimos", sugirió el consultor en Agronegocios.

En tanto, el presidente de Aapresid, se refirió al desconocimiento que hay en la sociedad: "Cada tanto aparecen estas cuestiones, son diálogos y consensos a los cuales hay que llegar. Tenemos que escuchar y entender que hay gente preocupada que le falta información, y debemos acercar esa información siempre con validación científica para juntos encontrar la forma de satisfacer estas demandas que hay en nuestro planeta".

Santa Fe versus los agroquímicos

La provincia ya viene con varios antecedentes en torno a restricción del uso de fitosanitarios, cabe recordar que a principios de año en Rosario se promulgó una ordenanza que prohíbe el uso del polémico glifosato. En este sentido, Favre, opinó: "Creo que hay un colectivo ambientalista muy fuerte. Se han mezclado los gremios con algunas ONGs que son ambientalistas extremistas y están haciendo un movimiento de guerras de guerrillas". Para Ordoñez, que la tercera provincia agrícola del país se esté sumando de manera irracional a estos reclamos, no ayuda al debate.

En este contexto de debate, cabe mencionar que al día siguiente de la presentación del proyecto del legislador de Santa Fe, el diputado nacional Federico Zamarbide (UCR-Mendoza) también presentó un proyecto de ley sobre trazabilidad de agroquímicos, el cual tiene como propósito el control de la venta y la identificación del usuario final de estos productos.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur