Región Centro

Córdoba: Schiaretti, dispuesto a ir a fondo contra los privilegio de Luz y Fuerza

Sección
Políticas Públicas
Fecha de publicación
11 de junio de 2018

Ya habría algunos contactos con el Ministerio de Trabajo de la Nación para sondear las distintas posibilidades que existen si el conflicto se profundiza.

Si bien las medidas de fuerza están complicando la atención y las finanzas de la Empresa Provincial de Energía (Epec), funcionarios provinciales de primera línea admitieron en privado que el gobernador Juan Schiaretti está dispuesto a ir “a fondo” en el conflicto con el gremio de Luz y Fuerza, en su decisión de modificar el convenio colectivo de trabajo de la compañía estatal. Cuando muchos dirigentes peronistas especulaban que el Gobierno provincial iba a tensar la cuerda para luego negociar con el gremio, en las últimas horas, un schiarettista de la primera horneada dejó trascender la determinación del gobernador: “No va a ceder ante la presión del sindicato, pese a que los paros afectan la atención y el servicio de la empresa, lo que, sabemos, genera impaciencia social”. Es más, ya habría algunos contactos con el Ministerio de Trabajo de la Nación para sondear las distintas posibilidades que existen si el conflicto se profundiza. Pero en el Centro Cívico creen que es el momento para pulsear con uno de los gremios más combativos de la provincia.

Epec: el conflicto esmeriló la confianza con la cúpula

En el seno del Gobierno de Córdoba ya no se ocultan las críticas al funcionamiento del directorio de la Empresa Provincial de Energía (Epec). El conflicto con el Sindicato de Luz y Fuerza de Córdoba comenzó a esmerilar los ánimos y la paciencia de los principales funcionarios del gabinete hacia la conducción encabezada por Luis Giovine.

Si bien reconocen que el presidente de la compañía responde a las directivas que le llegan desde El Panal o desde el Ministerio de Agua, Ambiente y Energía, las objeciones se centran en algunas decisiones propias e inconsultas, o en la falta de reacción ante determinadas situaciones.

El pase de facturas responde, por ejemplo, al desconocimiento que Giovine y otros miembros del directorio tenían sobre los alquileres que se pagan a gerentes traídos de Buenos Aires o a los viáticos cobrados por la excandidata de Unión por Córdoba en Río Segundo, Verónica Gribaudo, por 750 mil pesos.

Pero la gota que rebasó la paciencia, dicen en el Gobierno, fue la decisión de no pagar los sueldos completos a todos los empleados, sin hacer distinción. Sucede que el dinero estaba, por ejemplo para los empleados de las regionales de Villa María y de Río Cuarto, donde sí se realizaron las mediciones de los consumos. “Son dos gremios que demostraron mucha madurez en el conflicto; no se les puede hacer eso”, indicaron fuentes oficiales.

El temor se centra ahora en que, como con los alquileres y los viáticos, salgan a la luz nuevas situaciones internas en la empresa de energía que dejen descolocada “la firmeza” que exhiben Juan Schiaretti y el ministro Fabián López, quienes “van a fondo con esto”, dijeron las fuentes.

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur