Región Centro

Santa Fe: Rosario vivió el comienzo del Dakar a pleno

La ciudad acompañó con mucho público desde la madrugada de ayer la salida de todos los competidores, que ya están en carrera. El público ratificó su apoyo a esta competencia con un impresionante marco.

Sección
Turismo
Fecha de publicación
6 de enero de 2014

Una multitud acompañó ayer la largada oficial del Dakar. La fiebre no duró sólo un día en Rosario. El público ratificó su apoyo a esta competencia tras el impresionante marco del sábado en una jornada simbólica. Desde la madrugada la despedida de los vehículos también fue masiva. Para muchos impensada. Para otros increíble. Pero lo cierto es que la ciudad vivió el comienzo oficial de la carrera a pleno.

Hoy los competidores miran a Rosario por sus espejos retrovisores. Forma parte del camino recorrido, ya que hoy largó la primera etapa de la carrera desde Córdoba (ver aparte). Pero seguramente no olvidarán rápidamente sus pasos por la Cuna de la Bandera. Si varios de ellos dieron muestras cabales de la sorpresa que les significó la respuesta de los espectadores, que ayer volvieron a copar la ciudad. Desde el punto de partida hasta las afueras de la ciudad, donde hubo público hasta en plena autopista.

Otra vez fue la base del Monumento a la Bandera el punto que convocó a la mayor cantidad de público. Pero en esta oportunidad estuvo repartido por todo el recorrido que transitaron los competidores. Desde la rotonda de avenida Belgrano y Rioja hasta que se despidieron de la ciudad tomando la autopista a Córdoba. Tanto sobre la vereda como en el cantero central de la avenida Pellegrini, la gente le dio una despedida acorde al Dakar, saludo correspondido con alegría por los competidores, quienes con un gesto, bocinazos o juego de luces mostraban su enorme gratitud.

La postal que mostró la ciudad ayer fue totalmente distinta a la del sábado en la largada simbólica. ¿El motivo? Esta vez la gente pudo tener contacto con sus ídolos de ocasión. Porque el tránsito no estuvo cortado y tampoco fue vallado el recorrido. Entonces muchos se pudieron desplazar a la par de los protagonistas, y otros estuvieron en contacto con ellos cuando se detuvieron en algún semáforo, aunque la mayoría no hizo caso de la luz roja.

El horario de largada no fue un inconveniente. Los primeros grupos de público tomaron posición cerca de las tres de la mañana. Y para las 4.20, cuando arrancó el periplo de la primera moto, la de Ciryl Despres, ya muchos se habían acercado hasta el lugar sentir la misma adrenalina. A medida que la noche se convertía en amanecer, la cantidad de espectadores crecía. Las mayores expectativas estaban puestas en observar de cerca a los autos. Y fundamentalmente a los camiones. Que para comodidad de muchos fueron los últimos en partir, ya en la mañana. Y así quedó en claro cuando empezaron a aparecer en escena. Muchos se mostraban sorprendidos ante el tamaño de las máquinas. La mayoría saltaba a la calle para sacarse una foto o se conformaban con tocar los vehículos cuando estos se detenían.

Fue impresionante. Cada uno lo vivió a su manera. Algunos en familia improvisando sus propios campings con reposeras y sillas. Otros subidos a los techos de sus autos. La mayoría con el mate en la mano. Otros con facturas. Pero también estuvieron los que todavía estaban vestidos de la noche y no se querían ir a dormir sin llevarse un recuerdo del Dakar.

Todo el recorrido estuvo bordeado por un cordón de gente. Además del punto de largada, hubo una importante concentración de espectadores en la intersección de la avenida Pellegrini con Necochea, boulevar Oroño, avenida Avellaneda y Provincias Unidas. La cosa no terminó ahí, ya que la autopista también estuvo colmada, ya que los santafesinos marcaron presencia en las localidades vecinas demostrando así que no hay fronteras para la pasión que despierta el Dakar en estas tierras.

Fue el Dakar de Rosario. Rodeado por una multitud que le dio un contexto inolvidable a una fiesta que pretende proyectarse hacia otras ediciones, porque tal como lo dijeron los organizadores de este trascendental rally, Rosario se convirtió en la mejor anfitriona. Y de eso ya no quedan dudas./Lacapital.com.ar

Envíe esta noticia a un amigo

Puede enviar la noticia a varias personas separando las direcciones con comas.

Desarrollado por 27Sur